Página 26



"Al despertarme, Marie se había ido. Me había explicado que tenía que ir a casa de su tía. Pensé que era domingo y la idea me contrarió: no me gusta el domingo. Volví entonces a la cama, busqué en la almohada el olor de sal que los cabellos de Marie habían dejado en ella y dormí hasta las diez. Me quedé fumando cigarrillos, siempre acostado, hasta mediodía."



Albert Camus

No hay comentarios: